Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘internacional’ Category

La semana pasada, Berlín no pudo evitar que el Banco Central Europeo se embarcara en un enorme programa de compra de bonos soberanos al que se había opuesto por largo tiempo. En las próximas semanas, Alemania deberá aprobar un acuerdo con un nuevo gobierno griego que probable encontrará aún más desagradable. La alternativa es observar cómo Grecia abandona la eurozona con consecuencias catastróficas para todo el bloque monetario o ver a una Grecia humillada convertirse en un punto de referencia para los partidos no tradicionales y antialemanes a través del continente.
El BCE ignoró a Berlín tras llegar a la conclusión de que la estabilidad de la zona euro estaba en riesgo. El nuevo programa fue considerado necesario no sólo por razones económicas, sino por la señal política que envía.
De hecho, los responsables políticos del BCE no se ilusionan con la idea de que la flexibilización cuantitativa sea una bala mágica. Tienen la esperanza de haber tenido suerte con el calendario, que la combinación de menores tasas de interés y una moneda más débil junto con la caída del petróleo y un repunte del crédito bancario en la zona euro den un impulso al crecimiento este año.
No obstante, reconocen que la compra de bonos no tendrá el mismo impacto económico en la eurozona que en Estados Unidos y Gran Bretaña, dada la continuada debilidad del sistema bancario de la región y una falta de profundidad en los mercados de capitales que restringe la generación de nuevos créditos.
Lo que pesó sobre las mentes de líderes fueron las consecuencias de no hacer nada. Como el BCE lo ha advertido en repetidas ocasiones, las perspectivas de crecimiento a largo plazo de la zona euro dependen del impulso a profundas reformas estructurales de los mercados de productos, trabajo y capital, tanto en la eurozona como a nivel nacional. Pero el apoyo electoral a los gobiernos comprometidos con las reformas y la disciplina fiscal se está evaporando, mientras sus posiciones son socavadas en parte por una inflación muy baja que ha hecho que sea mucho más difícil reducir la carga de las deudas.
Esto es potencialmente desastroso para la viabilidad a largo plazo de la moneda única que, como Mario Draghi, presidente del BCE, señaló en un importante discurso el año pasado, depende de que los ciudadanos de cada uno de sus 18 Estados miembros consideren que están en mejor situación dentro de la zona euro que fuera de ella. “El éxito de la unión monetaria en todas partes depende de su éxito en todas partes. El euro es y tiene que ser irrevocable en todos sus estados miembros, no sólo porque lo dicen los tratados, sino porque sin esto no puede haber una verdadera moneda única”.
La reunión del BCE de la semana pasada se había erigido en una prueba importante de la capacidad de la zona euro para cumplir con aquel requisito básico. De haber cedido a la presión de Alemania y negarse a desplegar una herramienta legítima de política monetaria en un momento en que la eurozona está luchando para salir de una recesión y tiene una inflación que está muy por debajo del objetivo del BCE, se le habría dado la razón a los partidos no tradicionales contrarios a las reformas, y habría puesto la cohesión de la zona euro en un riesgo aún mayor.
Esa cohesión deberá enfrentar una prueba aún mayor en los próximos días. Tras las elecciones del domingo, la zona euro debe llegar rápidamente a un acuerdo con el nuevo gobierno en Atenas que sea suficientemente creíble como para evitar la fuga de capitales. Una incertidumbre prolongada podría infligir un daño masivo a la economía griega y, en última instancia, podría provocar que Grecia salga de la zona euro.
Mucho depende de cómo todas las partes se comportan en las próximas horas.
Los mercados asumen que el riesgo de que Grecia abandone el euro es pequeño, pero funcionarios cercanos a la situación no son complacientes. Algunos temen que los compromisos requeridos tanto de Alexis Tsipras, probable nuevo primer ministro de Grecia y líder del partido radical de izquierda Syriza, y otros gobiernos de la eurozona, pueden resultar demasiado difíciles.
Estas personas creen que el alivio de la deuda de Grecia se ha convertido en una necesidad política como parte del precio para persuadir a Tsipras de que cumpla los compromisos de Grecia y se comprometa a hacer más reformas.
De hecho, algunos funcionarios temen que las mayores dificultades para alcanzar un compromiso puedan estar en el lado de la zona euro. Es probable que un alivio de la deuda griega sea un desafío político no sólo para los gobiernos de los países ricos del norte de Europa, como Alemania y Finlandia, sino también para los países más pobres del este, como Eslovaquia y Estonia, cuyos ciudadanos son tienen menos capital que los de Grecia. Esto también se aplica a países en crisis como España, Portugal e Irlanda, cuyos líderes han pagado un alto precio político por sus propias políticas de austeridad y reforma ante una creciente oposición populista.
Los riesgos existen independientemente de lo que haga la zona euro. En privado, los responsables de las políticas tienen pocas dudas de que la ausencia de un acuerdo con Grecia desestabilizaría a la zona euro en forma catastrófica, y favorecería a los partidos no tradicionales. Pero un acuerdo que le significase a Tsipras un gran dividendo por sus años de oposición a las reformas y la disciplina fiscal en Grecia correría el riesgo de sembrar las semillas para la inestabilidad en el futuro, al socavar el apoyo a los gobiernos pro-reformas.
De hecho, la decisión que el BCE tomó la semana pasada no puede ocultar el hecho de que la zona euro sigue siendo un sistema inestable. Los optimistas creen que el bloque monetario puede salir adelante. Esperan que teniendo viento económico a favor este año, más el progreso en las reformas, tanto el desempleo como el peso de la deuda caerán la amenaza política de los partidos no tradicionales marginales se atenuará. El sistema gradualmente se estabilizará a sí mismo.
Otros argumentan que eso es una ilusión, que se necesita una acción más decisiva para lograr una estabilización a largo plazo. Temen que no se está cumpliendo la prueba de Draghi: que sin medidas para aliviar la carga de los estados miembros sobreendeudados, ya sea a través del alivio de la deuda, de riesgo compartido o un presupuesto central expandido, un número creciente de ciudadanos llegará a la conclusión de que estarán mejor fuera de la unión monetaria.
La semana pasada, el BCE se detuvo antes de tomar esa ruta con su programa de compra de bonos: la autoridad monetaria insistió en que los riesgos crediticios soberanos deben permanecer en los balances de los bancos centrales nacionales, en lugar de estar agrupados, y sostuvo que sólo las autoridades políticas podrían tomar la decisión de exponer a los contribuyentes a los riesgos fiscales de otros países.
¿Una decisión como esa tiene alguna probabilidad o resulta políticamente posible? Grecia será una primera prueba.

Read Full Post »

La quema de la cruz durante el festival religioso de Los Escobazos en España
Los estudios dicen que cada día hay más ateos en el mundo… ¿Significa que vamos camino del fin de la religión?

El ateísmo está en alza en todo el mundo. ¿Significa esto que la espiritualidad pasará pronto a ser algo del pasado?
“Hay muchos más ateos en la actualidad que nunca antes, tanto en números absolutos como en porcentaje sobre el total de la Humanidad”, explica Phil Zuckerman, profesor de Sociología y Estudios Seculares en el Pitzer College, Estados Unidos.
Según una encuesta internacional de Gallup realizada entre más de 50.000 personas de 57 países, el número de personas que se consideran religiosas descendió del 77% al 68% entre 2005 y 2011.
El número de quienes que se consideran a sí mismas ateos aumentó un 3%, hasta representar el 13% del total.
A pesar de que quienes declaran que no creen en ningún dios ciertamente no son la mayoría, ¿será que esta tendencia es un pronóstico de que la fe en una divinidad en el futuro pasará a ser algo del pasado?
Es imposible predecirlo pero al examinar lo que sabemos de la religión podemos encontrar pistas de lo que puede pasar.
El Papa en Manila
La multitud en Manila es testimonio del poder de la religión.
Parte del atractivo de una fe es que ofrece seguridad en un mundo incierto, de manera que no es sorprendente que las naciones con mayores índices de ateísmo tienden a ser aquellas que proveen a sus ciudadanos con una estabilidad económica, existencial y política relativamente alta.
Japón, Reino Unido, Canadá, Corea del Sur, Holanda, República Checa, Estonia, Alemania, Francia y Uruguay son países en los que la religión era muy importante hace apenas un siglo, pero en los que en la actualidad las tasas de creyentes se sitúan entre las más bajas del mundo.
En todos estos países hay sistemas educativos y de seguridad social fuertes, baja desigualdad social y sus ciudadanos son relativamente ricos.
“La gente tiene menos miedo de lo que pueda pasar”, dice Quentin Atkinson, psicólogo de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.
No obstante, el descenso del número de personas creyentes se produce incluso en países que son todavía muy religiosos, como Brasil, Jamaica o Irlanda.
“Pocas sociedades son hoy en día más religiosas de lo que eran hace 40 o 50 años” dice Zuckerman.

Naturaleza y sobrenatural

El descenso en creyentes, sin embargo, no significa la desaparición de las religiones, explica Ara Norenzatan, psicóloga social en la Universidad de British Columbia, en Canadá, y autora de “Big Gods”.
Sobrevivientes del tifón Haiyán durante una procesión religiosa
Cuando la naturaleza golpea, como cuando el tifón Haiyán azotó Filipinas, los seres humanos recurren a lo sobrenatural.
La seguridad existencial es más falible de lo que a veces parece. De repente, todo puede cambiar: un accidente puede matar a un ser querido; un huracán puede destruir un pueblo; un doctor puede darnos un diagnóstico fatal.
Los estragos del cambio climático que se esperan para los próximos años, así como la escasez de recursos naturales y el sufrimiento que todo esto puede generar, podría potenciar la religiosidad.
“Por alguna razón, la religión parece darle significado al sufrimiento, más que cualquier ideal o creencia secular que conozcamos”, dice Norenzayan.
Ese fenómeno de religiosidad repentina se ha observado en casos como el terremoto de Christchurch, Nueva Zelanda, en 2011: en ese lugar hubo un alza en la fe, mientras que el resto del país se mantuvo tan incrédulo como de costumbre.

Cuando haya paz en el mundo

Sin embargo, incluso si los problemas del mundo se solventaran de forma milagrosa, y todos viviéramos vidas pacíficas en igualdad, la religión probablemente sobreviviría.
Esto se debe a que parece haber un espacio con la forma de un dios en la neuropsicología humana, resultado de una peculiaridad en nuestra evolución.
Jóvenes yemeníes muestran sus manos decorados con la tradicional henna
En todos los rincones del mundo hay expresiones de eso que llamamos la “fe” de diferentes maneras.
Para entenderlo hay que conocer la teoría del “proceso dual”, que describe dos formas básicas de pensamiento, conocidas como el Sistema 1 y el Sistema 2.
El Sistema 2 evolucionó hace relativamente poco. Es la voz en nuestra cabeza, el narrador que parece no callarse nunca, que nos permite planificar y pensar de forma lógica.
El Sistema 1 es intuitivo, instintivo y automático. Estas capacidades se desarrollan en los humanos independientemente de dónde hayan nacido. Son mecanismos de supervivencia.
Este sistema nos proporciona, por ejemplo, una repulsión innata a la carne podrida, nos permite hablar nuestra lengua materna sin pensarlo mucho y le da a los bebés la capacidad de reconocer a sus padres y distinguir entre objetos con o sin vida.
Además, hace que tengamos una tendencia a buscar patrones para entender mejor el mundo, y a encontrar un significado a sucesos aparentemente arbitrarios, como los desastres naturales y la muerte de seres queridos.
Y, según algunos investigadores, es el que abrió el camino para que las religiones evolucionaran y se perpetuaran.
El Sistema 1 nos lleva a ver las cosas de forma dual, de forma que nos cuesta ver a nuestro cuerpo y nuestra mente como una única unidad.
Esta tendencia nace muy temprano: los niños de todas las culturas se inclinan a creer que tienen un alma inmortal: que su esencia o personalidad existió en algún lugar antes de su nacimiento y continuará existiendo por siempre.
Y esta disposición se asimila fácilmente con muchas de las religiones existentes, o -con algo de creatividad- se presta para construir nuevas.

Píldora difícil de tragar

Por todas estas razones, los investigadores creen que la religión es un “producto secundario de nuestra disposición cognitiva”, explica Robert McCauley, director del Centro de la Mente, el Cerebro y la Cultura de la Universidad de Emory, en EE.UU., y autor de “Por qué la religión es natural y la ciencia no”.
Un rabino lee durante las festividades de Purim
Un rabino reza durante las festividades de Purim.
“La ciencia es cognoctivamente antinatural, y es difícil. La religión, en cambio, es algo que casi no tenemos ni que aprender pues ya lo sabemos”.
“Hay evidencia de que el pensamiento religioso obedece a la ley del menor esfuerzo; se tendría que cambiar fundamentalmente algo en la humanidad para deshacerse de la religión”.
En contraste, la ciencia -el sistema preferido de muchos ateos y no creyentes para intentar entender el mundo natural- trata de corregir los sesgos del Sistema 1, dice McCauley. Pero, agrega, es una píldora difícil de tragar.
Debemos aceptar, por ejemplo, que la Tierra gira, así no lo sintamos, aún viviendo en ella; debemos adoptar la idea de que la evolución es completamente indiferente y que no hay ningún propósito o plan para el Universo, así nuestra intuición nos diga lo contrario.
Tampoco nos queda fácil admitir que nos equivocamos y aceptar que la verdad como la comprendemos constantemente está cambiando a medida que surgen nuevas pruebas empíricas, y todo eso es imprecindible para la ciencia.

Fantasmas y deportes

Curiosamente, muchos en todo el mundo que dicen no creer en un dios muestran tendencias supersticiosas, como la creencia en los fantasmas, el karma, la telapatía o la reencarnación.
Yoga
Otras devociones ocupan a menudo el vacío que parece dejar la fe religiosa.
Además, los no creyentes a menudo dependen de cosas que pueden ser interpretadas como sustitutos de la religión -equipos de deportes, yoga, instituciones profesionales, la Madre Naturaleza, etc.- como guías de sus valores.
“Parecería como si tuvieramos un espacio conceptual para el pensamiento religioso que si no se llena con una religión, brota de maneras sorprendentes”, concluye Barrett.
La religión, además, promueve la cohesión grupal y la cooperación. La amenaza de uno o varios dioses poderosos que vigilan que nadie se salga de lo establecido seguramente ayudó a mantener el orden en las sociedades.
“Si todo el mundo cree que el castigo es real, esto puede ser funcional para los grupos” dice Atkinson.

Cuestión de números

Un Sikh indio enciende luces durante el Diwali
La religión promueve también la cohesión grupal y la cooperación.
Finalmente, las matemáticas también están del lado de la permanencia de la religión: las personas religiosas tienden a tener más hijos que las que no lo son.
Si consideramos que los hijos suelen seguir a sus padres en estos aspectos, un mundo totalmente secularizado parece una posibilidad aún menos factible.
Por todas estas razones psicológicas, neurológicas, históricas, culturales y lógicas, los expertos creen que la religión nunca desaparecerá. La religión, así sea mediante el miedo o el amor, es muy exitosa a la hora de perpetuarse.
E incluso si perdemos de vista a los dioses cristianos, musulmanes e hindúes, es muy probable que prevalezcan las supersticiones y el espiritualismo.
Cuando enfrentemos una guerra nuclear o el choque inminente con un cometa, los dioses aparecerán.
BBC Culture  25/01/2015

Read Full Post »

¿Viven los multimillonarios en lugares paradisíacos como la isla Necker?

Con la reunión de la élite política y de negocios en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, esta semana, mucho se ha hablado de la creciente desigualdad y del “1% más rico”.
Ese concepto evoca, por ejemplo, la imagen del fundador de Virgin, Richard Branson, viviendo y llevando sus negocios desde Necker, su isla privada en medio del Caribe.
¿Pero es en lugares así donde viven realmente los multimillonarios?

Los más ricos

Un informe de la organización benéfica Oxfam publicada de forma que coincidiera con la cumbre en Davos causó revuelo al concluir que el 1% más pudiente pronto poseerá más riqueza que el 99% restante de la población mundial.
El concepto del “1% más rico” evoca, por ejemplo, la imagen del fundador de Virgin, Richard Branson, haciendo kite surf en su isla.
Para hacer la predicción Oxfam se basó en una investigación del banco Credit Suisse, que estimó que la riqueza familiar global alcanzará los US$267 trillones.
Sin embargo, eso es riqueza, no ingresos. Y se calcula restando las deudas a los activos.
Obviamente, los multimillonarios como Bill Gates, el cofundador de Microsoft; Warren Buffett, el director ejecutivo y mayor accionista de la multinacional Berkshire Hathaway; y Mark Zuckenberg, el cofundador de la red social Facebook, son parte de ese 1% más próspero.
Credit Suisse estimó que la riqueza familiar global alcanzará los US$267 trillones.
¿Pero quién más lo es?
De acuerdo a Credit Suisse, otras 47 millones de personas con una riqueza superior a US$798.000 pertenecen a ese grupo.
Esto incluye a gente de los países ricos que no se ve a sí misma como particularmente acaudalada, y que simplemente posee su propia casa y han pagado una parte significativa de la hipoteca de esta.
Una gran parte está distribuida geográficamente así:
  • 18 millones de personas de Estados Unidos, el país con más miembros en grupo del 1% más rico.
  • 3,5 millones en Francia.
  • 2,9 millones en Reino Unido.
  • 2,8 millones en Alemania.
Alemania es la mayor economía de Europa. Así que, la razón por la que haya menos gente rica, según las medidas de Credit Suisse, y aparezca en cuarto lugar en esta lista se debe a que los propietarios de inmuebles son menos que en otros países.
El país con la mayor proporción de multimillonarios por cabeza es Suiza.
Y el país con la mayor proporción de multimillonarios por cabeza es Suiza.
Uno de cada 10 residentes suizos, 800.000 de 8 millones, tienen activos por un valor superior a US$798.000.
Pero los miembros de ese exclusivo grupo no solo están en Estados Unidos o Europa, también viven en Asia:
4 millones en Japón.
1,6 millones en China.

Lo que no se dice

Sin embargo, el informe del banco suizo no cuenta toda la historia.
1,6 millones del 1% más rico son chinos.
No toma en cuenta, por ejemplo, lo mucho que cuesta comprar bienes en cada país.
En el centro de Londres una casa de una habitación cuesta medio millón de libras, unos US$750.000.
Pero en otros países con ese dinero se podría comprar una mansión.
La investigación tampoco sopesa los ingresos.
Para estar incluido en el grupo del 50% más rico sólo hacen falta US$3.650 en bienes.
Como resultado, muchos jóvenes bien remunerados de Occidente pueden precipitarse al fondo de la lista, bien porque aún tienen que pagar la deuda que adquirieron para poder pagar los estudios, o porque con su estilo de vida gastan todo lo que ganan.
Si pertenecer al 1% más rico no garantiza un estilo de vida propio de la jet set, menos lo hace el ser parte del 10% más próspero. Para ello sólo necesitas activos, esto es, bienes y derechos, por un valor de US$77.000.
Es más, para estar incluido en el grupo del 50% más rico sólo hacen falta US$3.650 en bienes.
Y los que poseen esa cantidad difícilmente vivirán en una isla privada en medio del Caribe.
BBC News    25/01/2015

Read Full Post »

One World Trade Center
Primero iba a llamarse “Torre de la libertad”, pero después fue bautizada para recordar el papel de Manhattan como centro mundial de los negocios.

El One World Trade Center es el edificio más alto del hemisferio occidental, y el cuarto más alto del mundo. Pero la carrera por acariciar las nubes está más encendida que nunca.
Inaugurado en noviembre, este rascacielos se eleva 541 metros (1.776 pies) sobre Manhattan. Su altura es una referencia simbólica a la declaración de independencia de Estados Unidos en 1776.
El documento original, con su famosa frase “sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad” fue escrito por Thomas Jefferson, “padre fundador”, tercer presidente de Estados Unidos y uno de los mejores arquitectos de su época.
El nombre del nuevo edificio, diseñado por David Chils de Skidmore Owings Merril (SOM) iba a ser “Freedom Tower” (“Torre de la libertad”).
Después de todo, se trataba del monumental rascacielos –los primeros diseños fueron hechos por Daniel Libeskind- comisionado para tomar el lugar de las Torres Gemelas, destruidas por un ataque terrorista ejecutado por quienes no creen ni en la vida, ni en la libertad ni en la felicidad.
El Burj Khalifa
El rascacielos Burj Khalifa tiene el récord como el más alto del mundo. Por el momento.
El nuevo World Trade Center fue rebautizado para restablecer la idea de que Nueva York es uno de los centros más importantes del comercio mundial y porque, como le dijo el presidente Calvin Coolidge a la Sociedad de Editores de Periódicos de EE.UU. en enero de 1925, “el principal negocio de los estadounidenses es el negocio mismo”.
“Por supuesto que la acumulación de riqueza no puede justificarse como el fin último de la existencia –agregó el mandatario-. Pero nos sentimos llamados a reconocerla como un medio para lograr casi todo lo deseable”.
Fue esta fusión de riqueza recientemente acumulada con una creencia en algo más allá de la existencia material lo que forjó los primeros edificios marcadamente altos del mundo.
Hasta donde sabemos, estos primeros edificios fueron los zigurats de arcilla de Sumaria, que se elevaban entre los ríos Tigris y Éufrates en lo que una vez fue Mesopotamia y hoy es el sur de Irak.
El deseo de alcanzar el cielo al tiempo que se rendía homenaje tanto a la riqueza como a los dioses (o Dios), combinado con la ambición inagotable de los albañiles y arquitectos, llevó a la creación de las pirámides de Egipto, las catedrales medievales y los rascacielos que comenzaron a aparecer en las calles de Chicago y Nueva York en el siglo XIX, cuando los marcos de acero y elevadores hicieron que vivir y trabajar a más de 300 metros de altura fuera una opción perfectamente lógica y rentable.

Tocando el cielo

Hoy, el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, está en Medioriente, el pináculo de una sociedad monoteísta que, al mismo tiempo, es adepta al comercio.
La Willis Tower, antes Torre Sears
La torre Willis, antes conocida como Torre Sears, destronó a las antiguas Torres Gemelas en términos de altura.
Esta estructura alongada, especie de Torre de Babel moderna, mide 828 metros. Desde sus miradores vertiginosos los visitantes pueden observar la gran ciudad comercial que se extiende abajo, hasta las aparentemente interminables dunas del desierto de Rub al-Jali, un cambiante mar de arena que evoca un mundo muy anterior al primer zigurat.
Y, como para reforzar el punto de que las torres y el comercio unen a la gente, el Burj Khalifa fue diseñado por SOM, los mismos arquitectos del One World Trade Center.
Sin embargo, hay otras razones para construir tan alto, y la competencia es quizás la más importante de ellas.
Cuando las Torres Gemelas del World Trade Center, diseñadas por el arquitecto estadounidense de origen japonés Minoru Yamasaki terminaron de construirse en 1971, eran los edificios más altos de Estados Unidos. Pero pronto les dispuarían el título.
En 1973, SOM completó la Torre Sears (ahora conocida como Willis Tower) en Chicago, con una altura de 442 metros, unos buenos 30 metros más alta que los monolitos de Manhattan.
Nueva York y Chicago han sido rivales comerciales por mucho tiempo: la carrera por ver cuál de las das podía construir torres más altas existe desde mediados del siglo XIX.

¿La última frontera?

Por muchas décadas, el edificio más alto no sólo de Estados Unidos, sino del mundo, fue el Empire State.
Rascacielos del hotel de la Mecca
El Mecca Royal Hotel Clock Tower da hacia la Kaaba, uno de los sitios más sagrados del Islam.
Habiéndose elevado sobre Manhattan durante la Gran Depresión de los años 30, era un símbolo de los buenos tiempos por venir.
Incluso sobrevivió al choque de una aeronave, un bombardero B-25 Mitchell perdido en la niebla, en julio de 1945.
En una conferencia de prensa en Chicago en octubre de 1956, Frank Lloyd Wright develó su diseño para The Illinois, un rascacielos de más de un kilómetro de altura que se convertiría en la mayor bofetada para Nueva York.
Pero The Illinois superaba incluso de la fanfarronería de los banqueros y constructores más grandes de la ciudad. El proyecto nunca se llevó a cabo.
A pesar de todo lo que se dijo después del 11 de septiembre de 2001 sobre que los rascacielos se marchitarían y morirían, países en el mundo entero están flexionando sus músculos económicos e invirtiendo en edificios más altos.
Hoy, China cuenta con una colección de cientos de rascacielos (que usualmente se definen como edificios de más de 150 metros).
La silueta de Pudong, el nuevo centro comercial de Shanghái, es un bosque de extravagantes rascacielos. Cuando abra en 2015, la Shanghai Tower, diseñada por la firma estadounidense Gensler –con Jun Xia como líder del equipo de arquitectos- se convertirá en la segunda edificación más alta del mundo, con sus 632 metros de altura.
La línea del horizonte del distrito de Pudong
Pudong: un bosque de extravagantes rascacielos.
Es probable que los chinos quieran llegar todavía más arriba. Las naciones ricas en recursos petroleros de Oriente Medio, los reinos y los emiratos, están en abierta competencia con China, mientras que otros países deseosos de exponer su riqueza recientemente adquirida se han unido a este ligeramente necio juego de números.

¿Hasta dónde va a llegar?

Quizás lo responda el nombre del edificio nuevo más alto en Rusia, que se llama como una nave especial: se trata de la Torre Vostok, de 373 metros, cuya inauguración está prevista para 2015.
Después del Burj Khalifa y la Shanghai Tower, el tercer edificio más alto del mundo es el Mecca Royal Hotel Clock Tower, un rascacielos de usos múltiples que cuenta con una cara de reloj de cuatro lados que da hacia la Gran mezquita y la Kaaba, uno de los sitios más sagrados del Islam, que se dice fue construido por Ibrahim (Abraham).
La Mecca Tower, diseñada por los arquitectos Dar Al-Handasah mide 601 metros. Claramente, elevar la mirada a los cielos, junto con la ambición, la competencia y el comercio, seguirán siendo las fuerzas que seguirán empujando un tipo de edificación que continuará apuntado cada vez más alto en el siglo XXI y más allá.
BBC Culture   23/01/2015

Read Full Post »


El país que hoy negocia con EE UU no es la isla de hace 50 años, ni la de hace cinco

entadas en una de las mesas del cosmopolita “Café Madrigal”, un grupo de jóvenes conversa animadamente mientras toma sorbos de los cócteles cuidadosamente preparados por el barman. Una mira de reojo su smartphone, mientras que las otras dos jóvenes, vestidas a la moda y con peinados también a la última de los dictados internacionales, deciden qué pedir de un menú que ofrece una selección bastante amplia de tapas. La escena no llamaría la atención en casi ningún barrio acomodado -o de moda- del mundo. Sí lo hace cuando el barrio es El Vedado y la ciudad es La Habana.

La capital cubana, y el resto de la isla aunque en menor escala, no son ya la férrea Cuba comunista contra la que Estados Unidos dictó un embargo medio siglo atrás que ahora trata de revocar poco a poco. No es siquiera la Cuba de hace cinco años, cuando Raúl Castro todavía andaba asentándose en el poder que durante tanto tiempo ocupó su hermano Fidel y sus reformas económicas eran todavía incipientes y observadas con suspicacia dentro y fuera de la isla.
La Cuba que hoy negocia con Estados Unidos cara a cara y de forma pública para ver cómo recompone sus relaciones es una isla que todavía no ha dado -y si fuera por su Gobierno, no lo dará- el paso hacia la transición económica y democrática total que desea Washington. Pero tampoco es ya esa isla empecinada a cerrarse a toda concepción de la economía que no sea bajo control estatal.
Un mero paseo por las calles de la capital -donde más se concentran los cambios- muestra que el impacto de las reformas cubanas es más profundo de lo que los críticos al recién iniciado diálogo bilateral quieren reconocer.
Entre el denso follaje de barrios como el de El Vedado o Miramar, lucen casas recién pintadas y otras muchas en plena renovación -algunas por primera vez en medio siglo- tras numerosos andamios.
Cada vez se ven menos, y están más ajados, los carteles de propaganda como el que, junto con las imágenes del Che y de Camilo Cienfuegos, proclaman aún ese histórico “todo por la revolución” a los pies del hotel Habana Libre. Esta fue por cierto una de las primeras propiedades estadounidenses expropiadas, tema que Washington y La Habana deberán también afrontar en un futuro no demasiado lejano.
Por el contrario, abundan carteles luminosos anunciando cafeterías, peluquerías o hasta deslumbrantes “salones spa” que anuncian incluso por Internet -otro servicio aún escaso pero creciente- sus ofertas de manicura, maquillaje, masajes o peinado al nivel de salones “capitalistas”.
Los antaño escasos “paladares”, restaurantes privados, proliferan ahora de tal manera que hasta a los gourmets más empedernidos les cuesta seguir el ritmo de inauguraciones de locales que atienden no solo a extranjeros. Ahora también intentan responder a los gustos cada vez más diversos que parecen estar adquiriendo los cubanos con mayor poder adquisitivo de la isla. Y su número aumenta de forma rápida, haciendo cada vez más visible una creciente división social que quizás Cuba debiera empezar a abordar.
No obstante, no todo es “glamour” en este nuevo espíritu emprendedor cubano. También hay negocios “de la calle”, abiertos en los porches y terrazas de viviendas o hasta en los salones de los hogares.
Como la barbería que Luis ha abierto en el patio de su casa con su familia o la pizzería -con precios módicos para el “cubano de calle”- de Maite en la terraza cubierta del piso bajo en el que tiene su casa.
Los dos aprovecharon para lanzarse a la economía privada comocuentapropistas a raíz de la apertura progresiva, a partir de 2010, de la economía que hasta entonces asía con mano férrea el Estado. Desde entonces, el número de cuentapropistas -pequeños emprendedores- que pueden ejercer sus negocios privados en 200 categorías llega ya casi al medio millón. Hay ya casi 13.000 negocios privados en la isla, más de 1.600 de ellos son servicios de restauración. El número de cubanos que usan celular en la isla supera el millón, según cifras oficiales.
Tras los números están las realidades, y éstas no son siempre tan prometedoras. Conseguir las materias primas para ejercer la profesión -productos de peluquería en el caso de Luis, ingredientes para sus pizzas en el de Maite- son a menudo una tarea difícil y costosa para estos emprendedores que no cuentan, como sí lo hacen muchos otros, con la ayuda de un familiar en el extranjero.
Esto es algo que la flexibilización de las restricciones comerciales que acompañan el cambio de rumbo dictado por Barack Obama y Raúl Castro a mediados de diciembre podría aliviar. Pero el paso fundamental que propició los cambios, afirma Maite, viene de más atrás.
Esto no empezó el 17 de diciembre, los cambios en Cuba ya llevan unos años y van bien”, sostiene desafiante.
 La Habana (ENVIADA ESPECIAL) 23 ENE 2015 – 04:47 CET

Read Full Post »

La caída del petróleo es uno de los mayores factores que están transformando la economía global. ¿Cuánto podría durar? A continuación, dos motivos fundamentales por los que los precios del petróleo podrían mantenerse bajos durante un buen tiempo.
1.Exceso de capacidad
Los precios son determinados por el tamaño de la brecha entre la demanda y la oferta. Ambas se han ajustado drásticamente en los últimos meses para ampliar la brecha, lo que ha llevado al colapso de los precios. Arabia Saudita tomó medidas para recapturar cuota de mercado que había perdido a manos de Estados Unidos al mantener su nivel de producción de crudo, pese al derrumbe del precio. Mientras el panorama global económico se ensombrecía, la demanda ha caído, con pronunciadas revisiones a la baja en las previsiones del crecimiento del consumo de crudo.
La Agencia Internacional de Energía (AIE) prevé un equilibrio más cerrado entre la oferta y la demanda a finales de año a medida que la producción más cara se elimina del mercado.
A su vez, los productores de costos más altos corren un mayor riesgo, y las arenas bituminosas lideran este segmento.
Aunque las empresas podrían suspender su producción, los operadores saben que esta podría regresar en un periodo relativamente breve. Ese es un motivo por el que los precios permanecieron bajos durante 15 años después de su colapso de 1985-1986.
Además, la brecha entre la demanda global y la capacidad total de producción es mucho mayor de lo que muchos estiman. La AIE y la Administración de Información de Energía de EE.UU. sólo contabilizan los barriles que pueden entrar al mercado dentro de unas cuantas semanas en sus cálculos de exceso de capacidad.
Leonardo Maugeri, profesor adjunto del Centro Belfer para Ciencia y Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard y que predijo el actual colapso en los precios en 2012, estima que la capacidad mundial de producción petrolera es de alrededor de 101 millones de barriles diarios. Esto equivale a casi 10% más de la demanda prevista para el próximo año.
Maugeri dice que el esquisto y la producción petrolera de formaciones compactas de EE.UU. es más resistente de lo que muchos anticipaban debido a sus menores costos para ser rentables y los mayores niveles de productividad. Las tarifas de servicio también están cayendo al mismo tiempo, puesto que las coberturas siguen ofreciendo un amortiguador a los productores de esquisto hasta mediados de 2015, señaló.
Esa resistencia podría obligar a Arabia Saudita a mantener su guerra de precios durante buena parte del año para que la estrategia elimine parte de la sobreoferta.
Maugeri señaló que los productores petroleros en otros países probablemente recortarán la exploración, pero no el gasto en desarrollo, lo que significa que seguirá saliendo capacidad adicional.
2.Demanda estancada.
El combustible barato teóricamente debería impulsar el consumo a medida que los consumidores gastan el dinero adicional e impulsan la economía. Ese es un motivo principal por el que el Fondo Monetario Internacional revisó al alza su proyección para el crecimiento de EE.UU. este año.
La caída del petróleo, sin embargo, también es un síntoma de la debilidad de la economía global, y no hay certeza de que la demanda repuntará en el futuro cercano. En realidad, el FMI redujo sus proyecciones para la economía global y señaló que el empujón proveniente del abaratamiento de la energía no será suficientemente potente para sacar al mundo de un letargo de largo plazo.
Dos de las mayores economías mundiales —la zona euro y Japón— están batallando para volver a caer en recesión y se prevé que el crecimiento permanezca estancado en los próximos años. La caída de los precios del crudo parece estar alimentando expectativas de una menor inflación. Si los consumidores y las empresas anticipan una menor inflación, podrían reducir sus gastos. Una deflación directa recrudece los problemas de deuda del gobierno, inflando los costos de endeudamiento al mismo tiempo que disminuyen las perspectivas de crecimiento.
Además, uno de los mayores motores del ascenso del petróleo —China— se está desacelerando mucho más rápido de lo que muchos anticipaban. Así como la segunda economía del mundo impulsó los precios hacia US$150 el barril antes de la crisis financiera con una tasa de crecimiento por encima de 14% en 2007, su enfriamiento ha acelerado el declive del crudo. El FMI proyecta que el país crezca a su tasa más baja en 24 años.

Read Full Post »

La economía china está creciendo a menos velocidad.
A la economía china le pasa lo mismo que a muchos alumnos destacados en la escuela. Todos se han acostumbrado a que obtenga resultados perfectos. Y por eso, a la primera falla, le critican resultados que para otros serían motivo de orgullo.
Como se anunció en las últimas horas, el crecimiento económico de China se desaceleró a su punto más bajo en 24 años.
Luego de haber obtenido un crecimiento de 7,7% en 2013, el Producto Interno Bruto se expandió en 2014 en un 7,4%.
Una cifra que en casi cualquier otro país sería recibida como señal de una bonanza económica. Pero que, tratándose, de China ha despertado preocupación.
Pese a que la baja en el ritmo del crecimiento no es tan significativa, “lo que importa es el simbolismo”, asegura Jon Sudworth, corresponsal de la BBC en China.
Es la primera vez en 15 años que la economía no crece al ritmo de los objetivos oficiales, que eran de 7,5%, agrega el corresponsal.
La razón de la preocupación parece más política que económica.
Pues muchos creen que las autoridades chinas necesitan mantener el crecimiento a una escala formidable para garantizar la estabilidad social en la nación más poblada del mundo.


Economía resistente

Con todo, la economía china superó las previsiones de los analistas de mercado, que no esperaban más del 7,2%.
Trabajador en Pekin
Algunos dicen que China experimenta una burbuja inmobiliaria.
Frederic Neumann, codirector de investigación económica de Asia en el banco HSBC, indicó que la economía china está resultando más resistente de lo que muchos esperaban.
“Pese a que el dato de crecimiento del último trimestre, de 7,3%, no es tan espectacular como en la década pasada, todavía está entre los mejores del mundo”, le dijo a la BBC.
Más aún, hay quien piensa que la baja en la tasa de crecimiento fue, hasta cierto punto, el resultado de una política deliberada de China.
Para muchos expertos, el mercado inmobiliario es el mayor riesgo para la economía china, advierte Leisa Chi, reportera de la BBC en Singapur.
Luego de la crisis financiera global de 2008, el gobierno chino invirtió miles de millones de dólares en proyectos de infraestructura, buena parte de ellos financiados mediante préstamos a gobiernos locales, que ahora están enormemente endeudados.
“El mercado inmobiliario chino sufre de sobreoferta, lo que se puede evidenciar más claramente en las llamadas ciudades fantasma, llenas de edificios de oficinas y de vivienda totalmente desocupados”, recuerda la reportera de la BBC.
Sin embargo, y es lo más desconcertante, los precios de la vivienda habían seguido subiendo en sitios como Shangai y Pekín, lo que llevó a temores de una burbuja inmobiliaria.
Por lo que el gobierno ha venido adoptando una serie de medidas que buscaban desinflar la posibilidad de esa burbuja, aunque contribuyeran también a que se desacelerase la economía.


¿El fin de la bonanza?

El modelo anterior, que depende bastante del gobierno invirtiendo enormes sumas en obras de infraestructura “no es sostenible”, indica el corresponsal de la BBC Jon Sudworth.
Trabajador chino
El gobierno dice que requiere de alto crecimiento para asegurar que no aumente mucho el desempleo.
La economía parece haber respondido a esas medidas para enfriar al sector inmbiliario.
La inversión en el mercado de vivienda de China cayó a su nivel de crecimiento más bajo en cinco años: en 2014 solo aumentó en 10,5%, apenas la mitad del crecimiento experimentado en 2013.
Mientras que se han recuperado el sector del comercio y la industria.
Alaistair Chan, de la firma Moody’s Analytics, le dijo a la BBC que las cifras de producción muestran que la economía ha conseguido manejar bien su transición en medio de un mercado inmobiliario que se enfría.
El Fondo Monetario Internacional también recibió en tono positivo el crecimiento más lento de China.
El economista jefe de la entidad Olivier Blanchard, aseguró el martes que eso muestra que el gobierno chino busca rebalancear la economía.
Y del mismo modo, los mercados asiáticos reaccionaron positivamente a la información económica de China.
El índice de la bolsa de Shanghai aumentó en 1,8% el martes, mientras que Hong Kong aumentó 0,9%, según el índice Hang Seng.

Acto de equilibrismo

Industria en China
La industria pesada en China impulsó fuertes cifras de crecimiento por muchos años.
“La gran pregunta es cómo reaccionará China al ajuste de un nivel más moderado de crecimiento”, indica el corresponsal Jon Sudworth.
“Algunos analistas advierten que China tiene un crucial acto de equilibrismo por delante, en el cual debe adoptar reformas esenciales pero mantiene una tasa mínima de crecimiento para mantener la estabilidad”, dice la reportera de la BBC en Singapur, Leisa Chi.
En 2013 el primer ministro Li Keqiang aseguró en un discurso que el país necesitaba crecer al 7,2% para garantizar que se crearan suficientes empleos y el desempleo se mantuviera bajo en las ciudades”, dice Leisa Chi.
Muchos países estarían muy complacidos con un crecimiento de 7%.
Pero China es el único país en albergar a una cuarta parte de la población mundial. Y por eso, para ellos, ese ritmo de crecimiento puede no ser suficiente.
BBC Mundo   21/01/2015

Read Full Post »

Older Posts »